Semana Santa
de Cartagena

 

 
MENSAJE DEL CAPELLÁN DE LA COFRADÍA CON MOTIVO DE LA CUARESMA

   
.. 
   

23 de febrero de 2015. 

Mis queridos hermanos en Jesús Nazareno:

Llegado el tiempo de recogimiento y penitencia al que nos invita la Cuaresma, me dirijo a vosotros, con la intención de haceros partícipes de lo importante que es para el cristiano este tiempo que comienza.
 
La Cuaresma para algunos cofrades, es el tiempo de mayor intensidad de trabajo en nuestras agrupaciones y cofradías; es cuando más “nos movemos” en el contexto procesionista con “ensayos”, reuniones, limpieza de utensilios y “puesta a punto” de todo lo necesario para “sacar a la calle” las mejores procesiones del mundo. Ciertamente, además del mantenimiento oportuno que se realiza durante todo el año, estos días, son días de mucho trabajo para las diferentes comisiones, que aprovecha este tiempo para el “repaso general” para que “todo salga bien”.
 
 
Pero, lo importante de la Cuaresma no está solo en preparar lo necesario para las procesiones, no. Lo importante de la Cuaresma es, sin lugar a dudas, aprovechar este tiempo que el Señor nos ofrece a cada uno de nosotros para suscitar, ante todo, una verdadera y auténtica conversión del corazón.

Este cambio, para que sea una conversión en sentido preciso, debe alcanzar las intenciones, motivaciones y razones más profundas de nuestro ser. Se trata de una renovación de la mente y del corazón, que necesariamente se traduce en una vida de rectitud, de compromiso y de auténtica vida cofrade: Vida de amor a Dios y de amor al prójimo.

Os invito, queridos hermanos, a mirar dentro de nuestro corazón; mirar con sinceridad aquellos aspectos de nuestra vida que deseamos cambiar de verdad, para poder sentirnos más cerca del Nazareno.

A la luz de la Palabra de Dios, podremos elaborar un hermoso itinerario cuaresmal, que nos lleve a una auténtica transformación del corazón y  así poder celebrar más dignamente la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

La oración, personal y comunitaria, será también un recurso a nuestro alcance para lograr esta necesaria renovación; por ello os animo a participar en los actos litúrgicos que nuestra Cofradía celebrará, como cada año, en Cuaresma. Nuestra “Semana Marraja”: Via Crucis, la Solemne Celebración del Miserere, Vigilia de Juventud, la Eucaristía de la Cofradía,  junto a la diversidad de Eucaristías de nuestras Agrupaciones, nos ayudarán a caminar juntos en pos de la conversión del corazón y, fundamentalmente, en pos de Cristo,  que es Camino, Verdad y Vida.

Este tiempo, también es favorable para practicar con ilusión las obras de caridad. Igualmente  os llamo a participar con el hermano de sus dificultades, de su soledad, de su enfermedad. Os llamo a “dar de comer al
hambriento y de beber al sediento”, no ya como “deber cuaresmal”, sino como una práctica habitual, que conlleva ser, sentirse y llamarse “Cofrade Marrajo”.

Acercaos al Sacramento de la Reconciliación, pues es también un elemento fundamental en este camino. Os ánimo para que todos participemos con fe de este tiempo que el Señor nos concede, Dios quiera que nuestras prácticas y devociones cuaresmales, tan valiosas para el alma, fomenten entre nosotros un ambiente lleno de fervor, de penitencia y de renovación, para que de esta manera podamos realizar con total esplendor interno y externo,  nuestra incomparables procesiones de Semana Santa.

Queridos hermanos: Qué nuestro Jesús Nazareno, y María Santísima, que le acompañó  durante su vida y, como fiel discípula, estuvo al pie de la cruz, nos acompañen a todos, y nos concedan santos y buenos frutos, en este hermoso camino hacia la Pascua. Así sea.

Fernando Gutiérrez Reche.

Capellán de la Real e Ilustre Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno (Marrajos).